Deflación, QE y precauciones que tiene que tomar un hipotecado multidivisa en los próximos años

Precaución

Yacimiento Arqueológico de Cuevas del Rey en Tejeda Gran Canaria | El coleccionista de instantes

Estamos a la altura de uno de los mercados más caros de la historia y ello solo puede ser seguido por un largo período de "ajuste", lo que se llama en definitiva “la crisis”. Quien tiene una hipoteca multidivisa no puede escapar a la realidad, ya que todo tiene que ver con todo. Varios parámetros sitúan al mercado como el más caro y otros en segundo lugar, pero lo importante es tener presente que el comparar la actualidad con sólo uno o dos ejemplos de los últimos 140 años nos dice bastante.

Los bancos centrales, causantes del problema e incapaces por ello de brindar una solución, han fallado, están fallando o fallarán. Es cuestión de tiempo para que el que el mercado pierda "la fe".

Los bancos centrales, han pretendido impulsar la inflación como es público y notorio, ya que lo dicen abiertamente. Es esa concepción mezquina y pequeña de vincular un hecho relacionado a un tema técnico con el crecimiento económico...es completamente erróneo. Está demostrado que se puede crecer tanto en inflación como en deflación por lo que lo que los políticos, que controlan los bancos centrales, simplemente quieren poder “gastar más”, para "robar más".

La deflación no es mala "per se", aunque sí produce efectos desastrosos en un entorno de retirada de la liquidez, altos impuestos e injerencia extrema de los estados en la relaciones entre los agentes del mercado.

El Estado se empecina en afectar las reglas del libre mercado y ayuda mucho en la generación de la crisis, su agravamiento o incluso su perpetuación. Y si bien alguien puede llegar a considerarse que gracias al Estado estamos "un poco mejor", lo cierto es que si estamos mejor (por un rebote dentro de una crisis, que no se desarrolla en forma lineal) no es gracias al Estado sino “a pesar del Estado”.

La mentada retirada de la liquidez o su inyección no depende de los bancos centrales, ello es una falacia. Depende los deudores, que hoy devuelven préstamos más rápidamente de lo que piden nuevos. Los bancos centrales no inyectan liquidez como nos dicen, sólo "la ofrecen".

Al solicitar créditos los deudores han ayudado al crecimiento y así funciona el sistema financiero, ya que al darse crédito se crea dinero por los bancos comerciales y se aumenta la base monetaria. Y el dinero si circula, genera mucho movimiento de bienes y servicios en las etapas productivas más próximas al consumo y en el consumo mismo.

Pero solo los bancos comerciales pueden crear dinero de la nada gracias al sistema de reservas fraccionarias, que es responsable de los ciclos de expansión y depresión.

Lo que hacen los bancos centrales sólo aumenta "sus propios balances" al crear más deuda sin que el movimiento de dinero genere crecimiento alguno, ya que los bancos no participan directamente en la etapa productiva, ni provocan el aumento de la existencia de bienes y servicios. Eso lo hace la mal llamada "economía real".

Al pagarse los créditos (sin que se pidan otros) la base monetaria de reduce y ello es básicamente lo que causa la deflación del tipo de la que estamos padeciendo, que en otras circunstancias hasta sería positiva porque es muy bueno que se pueda comprar más con el mismo dinero. Pero cabe insistir que no no ahora con el Estado también tratando de hacerse con (nuestro) dinero a toda costa, también para pagar deudas, por lo que también resta liquidez al sistema.

La crisis es deflacionaria y no hay método para luchar contra ella. La deflación simplemente actúa hasta que consigue lo que busca. Eso sí, los políticos aunque no pueden hacer nada para frenar el proceso, sí lo pueden agravar considerablemente.

Es así que cada vez hay menos dinero y ese dinero compra los mismos bienes y servicios que hay en la economía. Es fácil entender por lo tanto, que con "menos" cada vez se compra "más" aunque pocos compran porque pocos tienen dinero.

Es algo que seguirá sucediendo hasta que el sistema se limpie y se llegue a un momento en el que los bienes y servicios no puedan caer de precio más. Ello será posible cuando comience a haber más dinero real que comprará la misma cantidad de bienes y servicios, con lo que los precios subirán. Habrá crecimiento, más bienes y servicios entrarán a la economía y si nada se desborda, habrá una inflación controlada hasta que otra vez los políticos comiencen a gastar de más. Es el ciclo.

Por supuesto que la deflación acabará con un proceso de quiebras de parte de aquellos que calcularon muy mal el rendimiento de sus inversiones al emprender negocios inviables. Ello puede durar unos pocos años más o unas "décadas" más, y dependerá de qué tan rápido caigan los precios para equilibrar no solo oferta y demanda de bienes y servicios, sino oferta y demanda monetaria.

Los políticos y bancos centrales hacen todo lo posible para que no haya deflación, lo que en definitiva es la única solución al problema creado "con anterioridad" por una burbuja de crédito.

Sin dejar actual al mercado con normalidad, el ajuste se terminará produciendo de forma violenta por el mismo mercado.

Y una de esas formas violentas lo garantiza el mercado bursátil con un crash, que rápidamente hace que se transforme bienes en dinero al venderse las acciones, que caen de precio y logran el mismo efecto sobre la economía en general e incluso empujando al resto de al economía a su ajuste "por las malas". Cuando hablamos de bienes y servicios, entre los bienes están las acciones (cuotas parte de empresas) y que valen mucho en su conjunto.

Ajustar por allí, es una forma de ajustar sobre la economía toda y rápido cuando no se quiere hacer el ajuste por "las buenas" ya que implica perder y a nadie le gusta perder hasta que son "obligados a perder".

Además, los ajustes violentos provocan contagios y otros ajustes adicionales indeseados y evitables. Por ejemplo, provoca ajustes en personal, ajustes de salarios sobre el personal que no es despedido, ajustes en el precio de la vivienda, etc.

Sépalo para poder leerlo: “La mayoría de las grandes crisis o todas, comenzaron con problemas en el mercado de acciones”. No piense que es imposible que un precio caiga, ese error ya se ha cometido hace muy poco tiempo como para cometerlo otra vez. Tampoco piense que los bancos centrales no lo permitirán, es algo fuera de su alcance y no vale la pena aprenderlo por las malas.

Un aspecto muy humano de las manías (las burbujas) es que ningún profesional prudente es percibido como alguien que ofrece valor a sus clientes en lo que a inversiones se refiere. Un profesional con conocimiento de historia es juzgado incluso como impedimento para el éxito durante las manías. La razón, es que las inversiones riesgosas especulativas en la época de las manías son percibidas como lo normal. La expulsión de los profesionales (o el castigo a los mismos) está sucediendo otra vez. El Wall Street Journal ha reportado que un 72% de los fondos no han podido batir a los índices”.

El anterior, ha sido una traducción de una cita escrita en 1999 que copio y pego debajo y lo que describe es lo mismo que está ocurriendo otra vez ahora mismo. Pero por cierto, el Nasdaq ha llegado a los mismos niveles de ese entonces y también hay una burbuja.

Psicología del mercado

Acerca de Asesor Multidivisa

Asesor Multidivisa | Experto en Hipotecas Multidivisa tanto en divisas como en cuestiones jurídicas| Asesoramiento integral | Hacemos que todos nuestros clientes puedan dormir con tranquilidad

Boletín Electrónico

Suscríbase y cuidemos su multidivisa

Reciba material de su interés, consejos, informes gratuitos, artículos especiales, novedades, promociones, etc.

Speak Your Mind

*